viernes, noviembre 09, 2007

¡ANDANDO!

Hoy, algo que me ha dejado impresionado. Este vídeo:



Yo quiero caminar así...aunque me mire la gente, je.

Hoy es viernes... ¿y qué? para mí ya cada día es uno más, no hay días de fiesta, no hay día especiales, no hay especialidad en ningún día, hora, minuto... sólo que estoy desvariando a cada momento y aún así sigo pensando que es viernes...¿y qué?

Este texto es una paranoia cerrada que sólo entenderían los que trabajan conmigo. Está basada en una coña de compañero que tenemos. Por él, y por los demás que lo sufrimos... je.

AMOR OLEFÍNICO

Hoy he descubierto que te amo. Tus dulces palabras dieron comienzo a éste romance. Tu voz fue pura fantasía para mis oídos. Una canción interminable y melancólica que hipnotizó mis tímpanos y los tambaleó para enviar los pulsos necesarios con los que mi corazón late por ti.


Llegaste tímido y yo, engreído de mí me sobrepasé contigo. Abusé de mi poder para ordenarte purgar tal o cual equipo, para abrir o cerrar cualquier válvula con solo mirarla o poner a prueba tu inteligencia matemática indicándote que abrieras un dieciseisavo de vuelta a algún by pass.


Descubrí que tus sentimientos no eran muy dispares a los míos cuando decidiste compartir uno de tus apreciados tomates sobre mi taquilla. ¡Qué bonito detalle! Fue tan maravilloso aquél signo de amor que lo quise compartir con mis superiores lo antes posible. Así pues no aguardé demasiadas horas y a la mañana siguiente lo comenté entre todos los camaradas.


Desde entonces los trabajos difíciles los dejo para tus compañeros y a ti te reservo el placer de cogerme algún pepino…que llegue vacío, o de mirar la alarma del K-102, que sé que te gusta un montón.


Congeniamos, eso no hay quién lo niegue. Cuando nuestras miradas se cruzan salta la chispa de la pasión aunque todos digan que si las miradas matasen…Pero lo dicen porque tienen envidia de que un joven jedi como tú pueda ser atraído por mi lado oscuro.


Mi corazón late cada vez más rápido cuando me señalas que estás listo para purgar los equipos de arriba, ardo en deseos de observarte desde mi cámara, cómo te inclinas para manipular la salida de agua de los E-75. Y cuánto habré deseado que me contestaras con esa rima cuando decía el número cinco por la emisora.


Me rasgo las barbas como si fuera una guitarra y me introduzco en ensoñaciones cuando oigo tu nombre por los altavoces. Pienso que podríamos ser amigos, que me invitaras alguna vez a tomar algo fuera del trabajo con todos vosotros, pero los amigos no se aman. Y yo, te amo a ti.


17-08-2007



Si alguien se presta a dibujarlo, que me lo diga que yo le indico y le cuento un poco más de qué va el tema y quedaría bastante chulo lo que me estoy imaginando, je.

Saludosssss