miércoles, marzo 08, 2006

BOMBAS, TURBINAS Y COMPRESORES

Por ahora: "atiborrado de bombas y turbinas". Aún queda esta tarde y mañana y, aunque el hombre que nos está enseñando estos equipos (Juanma) es cordobés y un tío cojonudo, pasarte tantas horas viendo equipos de los que no tienes ni puta idea y ver el funcionamiento básico (que joder, ¡¡menuda simplicidad!!) pues cansa.

Además, uno termina agobiándose y obsesionándose con todo lo que le sucede y se imagina durante el día. Acabas oliendo a azufre por todas partes, y es que tu vecino se ha peído en el ascensor. Piensas que aún te molesta el casco, y es que no te has peinado desde que te lo quitaste. Y hasta crees que la conversación que mantienen una pareja que te antecede en una tienda va sobre qué valvula hay que abrir antes para poner en marcha una turbina, si la de entrada o la de salida (es la de salida para quitaros la duda, que se que todos habéis ido corriendo al diccionario a buscarlo :-)).

Con las prácticas, el deporte y que me acuesto antes de que salga Casimiro, no tengo mucho tiempo para escribir (ni ganas) así que rescato un poema que escribí el año pasado por estas fechas:

COSAS IMPENSABLES


Que un líquido vierta botes cuando se derrame,
la soledad de la palabra “conjunto”,
una oveja contando humanos para dormirse,
que el vaso nos beba a nosotros.

Cosas impensables.

Peinarnos con un cuchillo afilado,
bañarnos en el agua de la inmortalidad,
saltar sobre nuestra cabeza
mientras ella da vueltas sobre sí misma,

Pescar el anzuelo con un pez,
bordear el mundo a base de pintura blanca,
que nuestra mami mame de nuestras mamas,
un duelo entre la paz y la guerra
del que salga vencedor la primera.

Cosas impensables.

El dolor indoloro,
la noche de blanco satén,
un abrazo entre el sol y la luna,
la muerte vestida de fiesta.

Cosas impensables…
Pero posibles.

3 comentarios:

Raúl dijo...

"la muerte vestida de fiesta"...

En algunas zonas del pacífico colombiano, las comunidades negras despiden con fiesta y jolgorio a sus difuntos.

De alguna manera, ellos visten la muerte de fiesta...

Muy agradable tu selección de cosas impensables pero posibles...

Saludos,

sonia dijo...

no te obsesiones tanto con tus estudios, porque vas a acabar loco de seguir asi.jeje.
respecto al poema, no me habia parado nunca a pensar en este tipo de cosas, aunque la verdad es que es interesante porque aunque nos parezca imposible en nuestros pensamientos siempre sera posible, y por que no,en la realidad tambien.

un besazo.

sonia.

Tiana dijo...

Bueno, ojalá que pronto se acaben tus problemas con bobinas, turbores y compresinas, el poema me gustó mucho, ojalá que algunas de hicieran realidad y otras no.

Saludos!!!