sábado, febrero 11, 2006

¡QUÉ SUERTE LA MÍA!

El lunes empiezo un curso de Operador de planta química en REPSOL.

Gracias a que pasé la prueba de los "psicotécnicos" y la entrevista fue "satisfactoria" el lunes se acabarán mis horas libres mañaneras para escribir, para ir a nadar y mis tardes en las que disfrutar de un buen té.

Pero todo llega por algún motivo y espero que éste curso haya llegado para poderme generar un futuro laboral con el que poder independizarme y vivir la vida dependiendo única y exclusivamente de mí mismo.

Además, ahora en vez de nadar tendré que ir por las tardes al gimnasio para hacer un poco de ejercicio y no quedarme "oxidado".

Y no sólo tengo últimamente suerte en mi búsqueda de trabajo sino que también he conocido a mucha gente que me ha hecho sonreir como yo acostumbraba a sonreir, gente con la que he realizado proyectos creativos respecto a una de mis aficiones más preciadas: "la literatura" y gente con la que sé que podré divertirme haciendo cualquier cosa, sin tener que mirarme el reloj nada más que cuando anochezca y tenga que volver a casa.

Por eso, desde aquí me siento afortunado y me gustaría dejaros DIEZ MIL BESOS (XMBSOS):

Xenón mezclado con lluvia ácida,

Miel con sabor a canela y de color gris.

Búscame un recodo en tus aposentos,

Sálvame de las garras de este abismal mundo

O déjame sucumbir al vacío reflejo del

Séptimo cielo encharcado en sangre.

3 comentarios:

Raúl dijo...

"O déjame sucumbir al vacío reflejo del
Séptimo cielo encharcado en sangre"

Suena bastante bien! Me alegra lo de tu trabajo... Yo quiero entrar al gimnasio, pero por ahora parece imposible... ya veremos si luego...

Qué bueno que le dedicas tiempo a tus proyectos listerarios. Más allá del mundo inmediato, lo que uno lleva en su alma, el arte, eso es lo más importante!

Buena suerte entonces!

Anónimo dijo...

Hace poco alguien me dijo..."escribe lo que sientas", pero no es tán fácil, pues hay cosas que no se pueden decir con palabras. Lo que si tengo muy claro es que conocer un alma como la tuya ha cambiado mi vida, porque al darme la mano me rozaste el corazón...Sigue así, te puedo asegurar que tienes un talento extraordinario, no lo desaproveches y mis mejores deseos para esta nueva etapa de tu vida.

Besos dulces.

La princesa rosa.

lagranchula dijo...

ENHORABUENA!!!!!

Me alegro que todo te vaya tan bien. Disfruta muchíiisisisisimo (coñe, parezco Papuchiqueenpazdescanse, jeje...) que no todo dura una eternidad en esta vida.

Saludines.