viernes, febrero 24, 2006

UNA DOS TÉS...

Ya llega el fin de semana. Los que trabajan descansan, los que estudiamos dejamos de madrugar y todos contentos. Hay mucha gente que coge los dos días que tiene libres (Sábado y Domingo) para irse de viaje a donde sea. El caso es salir, variar, dejar la rutina aparcada en la cochera y volverla a coger cuando de nuevo empiece la semana.

¿Planes?: ninguno...por ahora. Sí para esta tarde, sí para más tarde de esta tarde, quizás para mañana al mediodía...pero aún nada concreto. Así es mi vida, desconcertante, intrigadora, misteriosa pero a veces tan al límite que tensa demasiado. Por suerte, siempre termino haciendo algo que me suele gustar.

Por ejemplo: Anoche. Estuve un monólogo que hacen en una discoteca de aquí en los que intervienen humoristas que, aunque aún no son tan famosos como Chiquito de la Calzada ni Gila, sí están haciendo sus pinitos en televisión, en programas como el de "Nuevos Cómicos" de Paramount Comedy. El de ayer se llamaba "Ignitus" o algo así. Era un cachondo (como era de esperar), gordo, con barba y con unas gafas con más dioptrías de las que él mismo decía. Usó el tema tan socorrido por todos...: el SEXO (por cierto, quién no lea bien ésta palabra será por eso que dicen: la falta de sexo nubla la vista). Pero no lo usó como cualquier humorista, contando anécdotas que lo dejaran mal o pusieran a los hombres en una tarima (que también lo hizo, pero en menor cantidad) sino que usó mucho el dirigirse al público para que participara, y lo hizo bastante bien.

El caso es que como ya ha llegado el fin de semana y no tendré mucho tiempo de postear algo más nuevo, os dejo con un breve escrito que hice cuando estuve trabajando en Carrefour, en el que reflexiono sobre la "listeza" de la gente que anda o andamos comprando por allí:

UN DÍA EN CARREFOUR

La gente es más tonta de lo que parece. Y no es normal. Porque ¿para qué preguntarán el precio de un artículo cuando viene marcado al lado del producto con un cartel de 20x18cm con un fondo amarillo chillón y las letras rojas intensas? Y ¿por qué además, repiten la pregunta con tono desconfiado cuando les acabas de afirmar que ese es el precio que tiene dicho producto? Y para más guasa aún, ¿¿¿es que no ven que yo soy el chico de las bicicletas y no el de los juguetes??? No comprenderán que si estoy armando bicicletas, visto diferente a los demás y en mi camiseta pone: “SERVICIO TÉCNICO DE BICICLETAS”, ¿¡no soy el chico de los juguetes!? , y menos ¡¡gilipollas!!, para tenerles que repetir el precio de algo (¡¡2 VECES!!) cuando tiene un pedazo de etiqueta que hasta el ciego más ciego en una noche oscura y a cincuenta metros del cartelito, lo leería.

Pues nada, que cuando crees que no puede haber alguien más tonto que ese con el que has dado, te llega un niño, y se pone a darle, lo menos quince veces, al botón de un robot que canta, baila y eructa el muy cabrón, en el que pone “PRUÉBAME”. Vale, sí, pruébame…¡¡pero una vez cacho cabrón, NO QUINCE!! que les das la mano y te toman los dos brazos y del cuello como te descuides. O es que acaso cuando van por la calle y les ofrecen uno de esos periódicos gratuitos les contestan: “no me des uno, mejor dame quince y así lo podemos leer toda mi familia en el mismo momento”, porque imagino que les contestarían: “niño, pues lees este que te doy, cuando termines se lo pasas a tu padre, después que él se lo pase a tu madre y así sucesivamente… ¡¡pero no me toques más los huevos que para lo poco que cobro…”.

En fin, que cada trabajo tiene sus inconvenientes y el mío, además de terminar hasta las narices de montar bicicletas (que no sé que les habrá dado a niños y mayores por las bicis en navidad, que mira que intento convencer a los diablejos de que la PSP es mucha mejor forma para entretenerse) te acabas conociendo todas las secciones del hipermercado (por culpa de las SUPERVENTAS DE CARREFOUR) y todos los precios de los productos. Esto último porque a una señora que se le ha antojado cenar lenguado y me ha preguntado a mí, que pasaba por allí llevando una bici al almacén. He tenido que detenerme para mirarle el precio del lenguado y excusarme con posterioridad a causa de que el pescaito no estuviera en oferta ahora para navidad. Para que luego digan que no soy un chico sociable, trabajador y paciente…sobretodo paciente.

4 comentarios:

monocamy dijo...

juasjuas xDDD

Más que "paciente" eres "convaleciente", por lo que veo :P Lo que ocurre es que cuando alguien te pregunta (tras VER el cartelito, porque ver lo ven...) "cuánto cuesta esto?" en realidad están preguntando "¿cómo es posible que esto cueste esto?" o incluso "¿me estás diciendo que esto, eh, que essssto cuesta esssssso??".

Iba a recomendarte que la próxima vez llevaras un cartelito colgando, con similar combinación de colores chillones, que rezara "NO PREGUNTAR. GRACIAS" pero visto el perfil del comprador, lo más probable es que te acribillaran a preguntas del tipo: "¿por qué llevas un cartel que dice 'no preguntar'?" :O

Te mando un saludo ;)

P.D.
eso es lo mejor de la vida: no sabes qué ocurrirá al minuto siguiente, planees lo que planees.

Raúl dijo...

Ja ja ja ja!

Bueno, de cualquier modo es mejor que atender clientes agresivos que te insultan o te imponen condiciones de negociación injustas... A mi, en mi trabajo, a veces me pasa. Y me toca tragarme la rabia de gritarles y mandarlos al diablo.

Todo por lograr una buena atención al cliente. Pero mira que esos sacrificios, valen. Eso hace la diferencia. Te lo digo yo, que como comprador, pido auxilio al que esté a la mano...

Me he divertido mucho leyendo tu psot (como siempre). Creo que trataré de no molestar tanto en los supermercados.

¿Para que hago promesas tan duras?

Saludos amigo!!!

Anónimo dijo...

Wenas soy EOmar, siento molestarte pero necesito que me ayudes en una cosa. Como agrego imagenes al album de fotos de mi blog? no se añadir imagenes no al articulo sin oal album. Gracias

sonia dijo...

eso es porque la gente se cree que lo sabes absolutamente todo aunque a ti solo te corresponda la parte de las bicicletas y quieren que se lo repitas para asi quedarse mas contentos,aunque tambien hay gente muy ..... a la que le gusta mucho joder.no tiene uno nada mas que aguantarse un poquito aunque por dentro tengamos ganas de darle un mamporro para que no vuelvan a preguntar.